Como duele…

Como duele…

Pero como duele cuando te arrebatan lo que más quieres. Sientes un vacío dentro de ti, un hueco en el pecho que se llena de aire cada vez que intentas coger oxígeno entre ataque y ataque de una maldita ansiedad permanente.

El mundo parece que pierde color, no tienes energía, no duermes bien por las noches y el día te parece interminable. Mucho miedo, incertidumbre y pánico te recorre las entrañas y no te deja disfrutar de nada en 24 horas.

Todo tu pasado parece irreal, tu presente se transforma y tu futuro se enturbia hasta desaparecer. Tus planes, tus ideas y cada pequeña cosa que hubieses imaginado alguna vez, ya no está. Ya no existe. Se cortó el hilo.

A veces asusta como todo puede cambiar en un segundo. Como duele el movimiento brusco de la vida, ese vuelco que revuelve las tripas y sientes nauseas.

No más besos, no más abrazos, no más caricias, no más sonrisas bobas, no más paseos a la orilla de un río oscuro pero brillante, no más canciones a todo pulmón con las ventanillas bajadas y el viento dando de lleno.

Como duele… pero no más. Como duele… pero te quiero.

One Reply to “Como duele…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.