Desorientada

Desorientada

A veces no consigo levantar la cabeza de mi bucle negativo mental. Se me hace cuesta arriba los días y las noches. El entorno no ayuda a que pueda hacerlo mejor y más rápido. Una serie de acontecimientos me empujan más y más en mi pozo de tristeza. Me encuentro sumamente desorientada.

La vida da tantas vueltas en solo 24 horas, que me asusta no encontrar respuesta a todas las dudas que me surgen cada vez que un problema se presenta delante de mis narices. En estos momentos la incertidumbre está a la orden del día. Y nada parece salir como habíamos pensado.

Solo un par de personas me ayudan, extendiendo la mano para ayudarme a salir del agujero. Y ni siquiera sé cómo logro agarrarla y escapo de él. La monotonía me supera, me come, me consume la mente. El desconcierto y el miedo es lo único que está vigente, con fuerza, empujando todas las jornadas de la semana, del mes… y así continuamente. ¿Qué podría hacer para que mis sueños no sean pisoteados? ¿Qué puedo hacer para mis ilusiones no se apaguen como velas titilantes?

El tiempo debería pasar más rápido, algo más de positividad en mi vida, en mis experiencias y recuerdos que ahora no están siendo del todo agradables. Personas horribles, escasas oportunidades, ninguna posibilidad. Nada, vacío, ansiedad, terrible y angustioso temor al futuro. Incluso al presente. 

Por favor, que alguien me salve. Si alguna boca escupe su famoso “todo irá bien”, que al menos sea real y se convierta en verdad y no una mera ilusión que me mantiene a día de hoy, desorientada.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.