“Tenemos que vernos más”

“Tenemos que vernos más”

¿Cuántas veces hemos escuchado esa frase? Antes de esta dichosa Pandemia y también después, por supuesto.

Nos la han dicho y la hemos dicho. Viejos conocidos que encontramos por la calle o de casualidad acabamos chateando con ellos en alguna red social.

Olvidados tiempos en común que vuelven a la memoria cuando conversamos con ellos meses o años después.

Ese “tenemos que vernos más” que nunca se cumple. Que decimos de manera automática por una simple cortesía, una forma educada de cerrar una conversación o quizás de dejarle caer a esa persona que te agradó volver a hablar con ella pero sabes que nunca os veréis o quedaréis. Eso quedó en el pasado. Un asunto es conversar en un chat y otro muy distinto un cara a cara. Eso que tanto parecemos temer.

¿Por qué lo decimos si luego no vamos a hacerlo realidad? Si realmente no nos importa si la vemos más o menos. ¿Por qué tenemos esa necesidad de soltar una mentira por cortesía?

Yo confieso que a veces también he dicho la famosa frase sin sentirla como real, pero otras tantas si lo he dicho con intención de una quedada detrás de ella. Y sin embargo, por la otra parte de la conversación nunca se llevó a cabo. Esto es cosa de dos, ¿no?

Que triste cortesía el mostrar interés falso por algo que no deseas en realidad. “Tenemos que vernos más”. El tiempo, o mejor dicho, la falta de él, nos impide cumplir. Y también la falta de interés, para qué vamos a mentir. Ya se sabe lo que se dice: si realmente quieres, sacas tiempo de donde sea.

La aún más triste ironía del destino quiso imponernos una pandemia que nadie deseaba y ese “tenemos que vernos más” ahora es más imposible y falso que nunca. Ahora, incluso queriendo realmente ver más a esa persona, ya sea por verdadero interés o por ese gusanillo post-covid de ¿Quién sabe dónde estaremos mañana con esta pandemia mundial? quizás no nos vemos nunca más... (por ponernos dramáticos) no podremos.

Mascarilla en mano, no podemos volver a ver sus expresiones faciales al hablar, su sonrisa al reír, distancia de seguridad por favor.

“Tenemos que vernos más”, pues tendrá que esperar, a ver si cuando todo esto acabe, por fin lo hacemos realidad y nos vemos más…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.